Marco Mezquida improvisa al piano para celebrar el quinto cumpleaños de su debut en el Palau

MEZQUIDA, Marco (c)Mireia Miralles

El próximo lunes, 3 de agosto (Sala de Conciertos, 21 h), el pianista Marco Mezquida ofrecerá al Palau de la Música Catalana un recital en solitario con improvisaciones y canciones en el marco del ciclo Verano en el Palau. Un viaje estético que conjuga jazz de vanguardia, música contemporánea y técnicas extendidas de piano, con música popular, sonidos folclóricos y melodías pop, justamente cinco años después de su debut a la sala modernista, también en solitario.

Mezquida, considerado uno de los talentos más destacados de los últimos años, mostrará la materialidad y exuberancia de su sonido, así como la riqueza armónica de su lenguaje y la capacidad para transmitir emociones. Cómo él mismo dice: “Mi ilusión es sentir la libertad de poderme quedar el tiempo que quiera en un acuerdo o en un pasaje, o hacer una melodía corta y que esto me abra todo un mundo. El objetivo no es sorprender el público, sino sorprenderme a mí mismo”. El concierto tendrá una duración aproximada de 60 minutos, sin pausa.

 

Sobre Marco Mezquida

Prensa, programadores y público coinciden a señalar Marco Mezquida (Maó, 1987) como una de las apariciones más brillantes y prometedoras a la escena musical peninsular en décadas. Sus colegas de la Asociación de Músicos de Jazz y Moderna de Cataluña lo han distinguido Músico del Año en cuatro ocasiones. Ha grabado varios discos, veintitrés como líder, con sus propios proyectos artísticos, y una cuarentena como sideman. Una vertiginosa actividad concertística lo ha llevado a actuar en importantes auditorios y salas de treinta y cinco países y a los festivales y clubes de jazz más importantes del mundo.

Estudió piano en la Escuela Municipal de Música de Maó con Tomé Olivas y Ricard Ramisa; años más tarde siguió estudiando piano jazz e improvisación con Suso González, piano clásico con Isabel Fèlix y órgano con Tomé Olivas. Se licenció el 2009 en la ESMUC, donde estudió la carrera de piano con la maestría de Agustí Fernández, Lluís Vidal, Albert Bover, Juan de la Rubia y Luca Chiantore. Desde entonces, Mezquida se ha posicionado entre los músicos más valorados y solicitados del panorama jazzístico y de las músicas improvisadas en España, y es considerado uno de los artistas más completos y expresivos de su generación.

Como intérprete, ha colaborado con músicos prestigiosos, como Lee Konitz, Dave Liebman, Bill McHenry, Chris Cheek, Elliot Zigmund, Perico Sambeat y Javier Colina, entre otros. En el mundo de la danza, ha colaborando con Solo Picó, Laia Molins, Juan de Juan y Joan Taltavull, y para el teatro ha compuesto y grabado la música de dos producciones dirigidas por Julio Manrique, entre otros proyectos.

Ha recibido varios galardones, como el premio Ciudad de Barcelona 2019, Premio Altavoz 2015 y dos premios Enderrock a mejor disco de jazz del año, entre otros. Fue elegido Personaje Relevante de la Vida Menorquina en 2018. Últimamente destacan sus proyectos con Chicuelo, Carles *Marigó y Sílvia Pérez Cruz.