Utilizamos cookies para poder estudiar y mejorar la experiencia de usuario de los visitantes de la web. Si continuas navegando por la web entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Grigory Sokolov vuelve por duodécima temporada consecutiva en el Palau de la Música Catalana, ahora con un recital dedicado a Beethoven y Brahms

Sokolov ofrecerá un repertorio alemán con obras de Ludwig van Beethoven y Johannes Brahms.

El próximo miércoles, 6 de marzo (Sala de Conciertos, 20 h), el pianista ruso Grigory Sokolov ofrecerá un concierto en el Palau de la Música Catalana, que supone su duodécima temporada consecutiva en el escenario modernista. Considerado uno de los mejores pianistas de la actualidad, Sokolov se presenta nuevamente en el ciclo Palau Piano para ofrecer un repertorio alemán con obras de Ludwig van Beethoven y Johannes Brahms. Fiel a su cita barcelonesa, este concierto también forma parte del Barcelona Obertura Spring Festival.

Artista predilecto del público del Palau de la Música Catalana, Sokolov propone un programa en el que destaca la segunda parte, dedicada a la obra crepuscular de Brahms. Después de escribir sus grandes obras de gran formato, el compositor alemán dedicaba su genio compositivo los tres Klavierstücke, los cuadernos pianísticos opus 117, 118 y 119, piezas de pequeño formato, de un lirismo extraordinario y una intensidad mágica y conmovedora. De éstos, Sokolov interpretará dos, Seis piezas para piano, op. 118 y Cuatro piezas para piano, op. 119, con las que desplegará todo su talento y sensibilidad.

Sokolov centrará la primera parte en Beethoven, con la Sonata núm. 3, en Do mayor, op. 2, que el compositor de Bonn dedicó a Joseph Haydn, una obra que sorprende por los contrastes rítmicos, la búsqueda de acentos poéticos más intensos y un pulso más vivo en la narración. Y las magistrales y sorprendentes Once bagatelas, op. 119, en la que el compositor parece concentrar toda su ciencia pianística y sabiduría expresiva.

Invitado habitual de los festivales y las salas de conciertos más prestigiosos de Europa, el arte carismático de Sokolov tiene el poder de estimular la concentración del público para abrirle nuevas perspectivas incluso en las obras más conocidas.

Grigory Sokolov (Leningrado, 1950), que con dieciséis años ganó el primer premio del Concurso Tchaikovsky de Moscú, es un intérprete que goza de la admiración tanto del público como de la crítica. Conoce mejor que muchos técnicos los pianos Steinway y examina la mecánica interna antes de sentarse a tocar un piano por primera vez. Incluso el día del concierto trabaja las horas previas para conocer el piano en el escenario. Deutsche Grammophon ha publicado recientemente el primer disco de Sokolov desde hace casi veinte años, grabado en directo en 2008 en el Festival de Salzburgo. El doble disco refleja la amplitud y la profundidad de su repertorio con obras de Mozart, Chopin y Bach, Chopin, Rameau y Scriabin. Después de este disco, en enero de 2016 publicó un segundo doble disco de Schubert-Beethoven, un repertorio editado también en DVD con un directo a la Philharmonie de Berlín.