COVID-19. Protocolo de seguridad y medidas preventivas. MÁS INFO

Utilizamos cookies para poder estudiar y mejorar la experiencia de usuario de los visitantes de la web. Si continuas navegando por la web entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

El Palau de la Música Catalana se dirige al público local con nuevos formatos y modalidades de visitas guiadas

Sala de Concerts (c)Matteo Vecchi

Una visita imprescindible este verano, adaptada a todos los públicos. Este verano, elige Palau!

El 1 de julio pasado el Palau de la Música Catalana retomó la actividad después de un cierre temporal de tres meses y medio con motivo del COVID-19. Una actividad centrada en los conciertos, que con el ciclo Verano en el Palau ofrece más de unas veinte propuestas, con gran acogida del público, y que también incluye las visitas en el edificio. Una oferta, la de las visitas guiadas, que antes de la crisis de la COVID-19 atraía mayoritariamente público extranjero, pero que ahora se reformula para ser más atractiva que nunca para los residentes de la ciudad de Barcelona y para los visitantes de todo Cataluña y del Estado. En este sentido, la institución ha hecho un esfuerzo para ampliar formatos y modalidades, a unos precios muy competitivos, para hacer de la visita al Palau un “imprescindible” de este verano.

 

Novedades

Como novedades destacan la Visita Familiar, adaptada a familias con niños de 6 a 10 años, para conocer el Modernismo, la historia del Palau y la historia del Orfeó Català. Se trata de visitas de 50 minutos, guiadas por un educador del Servicio Educativo del Palau en horario matinal de fin de semana. Otra modalidad es la Visita Inspira, en que durante dos horas los visitantes, libreta y material de dibujo en mano, acompañados de la ilustradora Gala Pont, pasean por el recinto modernista para plasmar los detalles. También la semana que viene se estrena la Visita Libre, en la cual, por solo 10 euros, se ofrece un recorrido con aplicación de audioguía descargable en el dispositivo móvil que incluye contenidos creados para la ocasión y con explicaciones, imágenes, música, video y la electricidad de una noche de concierto en 360°... También se ofrece este año la Visita en Vivo, en la cual, para complementar la información de la audioguía, se ofrecerá una cata de veinte minutos de música en directo, con Marc Serra al piano o el organista Héctor Paris, una buena manera de coger la apreciada acústica de la Sala de Conciertos.

 

Visitas tradicionales

Igualmente, se puede optar por la tradicional Visita Guiada, en qué acompañados de un guía los visitantes descubren los secretos de este edificio centenario: desde la fundación del Palau por suscripción popular hasta los prodigios artísticos de los vitrales, las columnas, los conjuntos escultóricos, mosaicos... Un recorrido que también permitirá a los asistentes subir al escenario de la Sala de Conciertos.

 

Finalmente, hay que destacar la Visita Accesible, que con la voluntad de abrir el Palau a todo el mundo, sin fronteras ni barreras, ofrece a grupos reducidos la posibilidad de visitar los espacios con un guía en exclusiva y adaptándose a las diferentes necesidades de movilidad, lenguaje de signos o para invidentes. Esta última modalidad fue premiada el diciembre pasado en los Premios Barcelona Sustainable Tourism a buenas Prácticas.

 

En todas las visitas, y siempre que la logística de la sala lo permita, los visitantes podrán pisar el escenario del Palacio y rodearse de las musas de la música, testigos de artistas míticos como Karajan, Strauss, Ravel, Rakhmàninov, així com Miles Davis, Ella Fitzgerald, Raimon, Serrat... y todos los grandes de la clásica actual.

 

Toda una serie de propuestas que quieren acercar el patrimonio del Palacio a toda la ciudadanía. Este verano, ¡elige Palau!

 

Protocolo de seguridad y medidas preventivas con motivo de la COVID-19

 

El Palacio ofrece al público todas las medidas de seguridad recomendadas por las autoridades sanitarias para la contención y prevención de la COVID-19 y va más allá con medidas extraordinarias para garantizar que el edificio sea un espacio libre de coronavirus. Así, se mantienen las distancias de seguridad entre los asistentes, los grupos de visitantes no superan las 15 personas (excepto en la Visita Libre, en que se amplía el aforo) y el uso de mascarilla es obligatorio. Se ofrecen protocolos de acceso y de salida del recinto, se desinfectan periódicamente los espacios comunes y se controla la temperatura de los visitantes con cámaras termográficas. Así mismo, se han adquirido máquinas de desinfección de ozono, contadores de personas para garantizar los aforos; alfombras higiénicas desinfectantes a los accesos del Palacio, para desinfectar los zapatos; pantallas de seguridad a los mostradores de Recepción, Seguridad y atriles de acomodación, junto con la adquisición de soluciones hidroalcohólicas, mascarillas y guantes. Finalmente, aprovechando la parada de la actividad, se han cambiado los aparatos climatizadores del aire acondicionado a fin de optimizar la purificación del aire dentro de la Sala de Conciertos.