Utilizamos cookies para poder estudiar y mejorar la experiencia de usuario de los visitantes de la web. Si continuas navegando por la web entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

El Orfeó Català se posiciona como eje central de la Fundación OC-PMC, con la materialización de dos novedades que consolidan y proyectan la renovada entidad

La Filarmónica de Berlín y el Orfeó Català, bajo la dirección de Sir Simon Rattle, abrirán la próxima temporada de Palau 100.

La Fundació OC-PMC presenta su nueva imagen corporativa, que une por primera vez bajo la misma marca al Palau de la Música y el Orfeó Català.

El Orfeó Català se posiciona como eje central de la Fundació OC-PMC, con la materialización de dos novedades que consolidan y proyectan la renovada entidad.

Desde la vertiente artística, y conforme a la voluntad de excelencia, la Orquesta Filarmónica de Berlín (Berliner Philharmoniker), regresa al Palau de la Música y lo hace con su director titular, Sir Simon Rattle, para actuar por primera vez en la historia con el Orfeó Català y el Cor de Cambra del Palau. Este acontecimiento excepcional e histórico abrirá la nueva temporada de Palau 100, que tendrá lugar el 1 de julio de 2013, con un programa que ofrecerá el Requiem de Fauré y la Segunda Sinfonía de Schumann.

Por otra parte, desde la vertiente institucional, la Fundació OC-PMC renueva su imagen corporativa, que une por primera vez bajo la misma marca al Orfeó Català y el Palau de la Música Catalana, potenciando así sus sinergias. Esta relación entre el Orfeó (como Asociación y como coro, con sus valores fundacionales e institucionales) y el Palau de la Música Catalana (icono del Modernismo y Patrimonio Mundial) es el que otorga singularidad a la entidad, convirtiéndola en uno de los símbolos más genuinos de la cultura catalana. La nueva marca sitúa al Palau y el Orfeó en la escena cultural e institucional, proyectando una identidad unitaria y sólida, además de reforzar su misión: la promoción de la práctica y la formación musical, el patrimonio y la cohesión social y cultural del país.

La nueva marca, diseñada por el estudio Clase Bcn (fundado por Claret Serrahima) parte de la esencia del Orfeó Català: de su simbología como coro, incorporando asimismo referencias abstractas al edificio del Palau de la Música Catalana. Esta nueva identidad se irá aplicando paulatinamente a todos los soportes de difusión de la Fundación, entre los cuales hoy se publica la nueva versión de la web del Palau de la Música, que, además del cambio de imagen, ha renovado sus contenidos, el software, la programación y la navegación para adaptarla a las nuevas necesidades y mejorar su posicionamiento.

Balance de los últimos dos años y proyectos de futuro

En el ecuador del período de presidencia de Mariona Carulla, y del primer año de implementación del Plan Estratégico presentado para 2011-2015, los principales logros desarrollados por la Fundació Orfeó Català-Palau de la Música, y que constaban en el programa electoral, son:

  • Proyectar y situar el Orfeó Català en la centralidad del proyecto de la Fundació OC-PMC. Se ha materializado a través de diversos ejes:
  1. La consolidación del Ciclo Coral Orfeó Català, que ya en su tercera edición en 2013, contribuye a despertar el interés del público hacia el canto coral, bajo la garantía de la calidad y conforme al espíritu fundacional de nuestra entidad, y con el objetivo de ofrecer una representación notable de coros del país y de fuera.
  2. La mejora cualitativa de los coros de la casa, con la potenciación de la formación de los cantores y la unificación de la dirección del Orfeó Català y del Cor de Cambra del Palau bajo el liderazgo del maestro Josep Vila i Casañas con el fin de crear sinergias y establecer un régimen de colaboraciones entre ambas formaciones. Los dos coros se refuerzan mutuamente para crecer y desarrollar un proyecto artístico sólido y estable.
  3. El Orfeó Català como embajador de la música y la cultura catalanas, con el intercambio con otros coros del territorio para llegar a diferentes poblaciones catalanas, dando a su vez la oportunidad a otros coros del país para actuar en el Palau de la Música Catalana.
  4. Situar al Orfeó Català en el panorama artístico internacional: en junio de 2013 el Orfeó viajará a Viena con el Cor de Cambra del Palau, para la interpretación de los Gurrelieder en la Konzerthaus con Kent Nagano y la Wiener Symphoniker, y en julio actuará con la Filarmónica de Berlín, bajo la batuta de Simon Rattle, para interpretar el Requiem de Fauré.
  5. La presencia del Orfeó Català en la nueva imagen corporativa de la Fundación.
  6. La presencia musical, social y ciudadana del Orfeó Català: participación en el documental BCN3D de Manuel Huerga, la colaboración en el Disc de La Marató 2012, el concierto de Navidad en la plaza del Rei de Barcelona y el concierto del 11 de Septiembre.
  • Unificar la gestión de las 3 entidades (Asociación, Consorcio y Fundación) en una sola Fundació Orfeó Català-Palau de la Música Catalana para optimizar la gestión, rentabilizar los recursos y garantizar la transparencia de dicha gestión. Esta nueva Fundación, unificada a partir de enero de 2012, integra por primera vez en su órgano de gobierno, a representantes del Orfeó Català, de las instituciones que había en el Consorcio y del recientemente creado Consejo de Mecenazgo.
  • Potenciar la Escola Coral, por una parte doblando el presupuesto, y por otra parte, con la integración de la Escola Coral en el edificio del Palau, poniendo así de manifiesto la centralidad de los coros y el proyecto pedagógico.
  • Situar al Palau de la Música Catalana entre los auditorios de prestigio: en diciembre de 2011 entró a formar parte del European Concert Hall Organization (ECHO), la asociación de los principales auditorios de Europa, que constituye una plataforma para el intercambio abierto y la reflexión conjunta sobre las oportunidades, las novedades y los retos compartidos en la vida de las salas de conciertos del siglo XXI.
  • Crear el Centre de Documentació, que engloba la Biblioteca i Arxiu del Orfeó Català. Un centro de referencia en cuanto a tratamiento de fondos y colecciones musicales, y facilitando un mejor acceso a sus contenidos, y al mismo tiempo ofreciendo nuevas actividades de difusión para todos los públicos. El próximo mes de enero se empezará a difundir el nuevo proyecto.

Por lo que respecta a la vertiente artística, de gestión y proyectos concretos:

  • Desarrollo de un Proyecto Artístico con personalidad propia para la temporada 2012-13 que abre un nuevo camino en la programación del Palau a través de cinco propósitos artísticos que interactúan entre sí: la excelencia, la centralidad de los coros, el compromiso con la creación contemporánea, la atención a los intérpretes de nuestro país y la voluntad de atraer nuevos públicos al Palau. Para materializar el proyecto, se ha creado el primer libro de la temporada 2012-2013, que recoge la propuesta artística de la Fundació OC-PMC y permite visualizar la unidad de la programación propia centrada en la música clásica, en un entorno único y singular, como es el Palau de la Música Catalana, Patrimonio Mundial y sede del Orfeó Català.
  • En cuanto a la gestión, cabe señalar las medidas de aumento de ingresos y la reducción de gastos implantando centradas en la contención y viabilidad de la estructura global de la casa. En diciembre de 2012 la suma de las medidas aplicadas supone una reducción del 20% del gasto estructural del Palau. Próximamente se realizarán obras de climatización y mantenimiento del edificio.
  • Desarrollo del Proyecto Social, desde 2011, a través de la Escola Coral, con pruebas piloto que han consistido en la creación de coros en entidades sociales y escuelas en el Distrito de Ciutat Vella que cuentan con un porcentaje importante de población en situación de vulnerabilidad social. El próximo mes de enero se presentará el proyecto al completo y las líneas de futuro.
  • Desarrollo del nuevo Proyecto Educativo de la Fundació OC-PMC. Un programa global que la institución pone en marcha y que dialoga con la programación del Palau y su patrimonio. El objetivo es consolidar un proyecto educativo propio, fomentando la participación del público, la relación entre diferentes generaciones, la interacción con otras disciplinas y con las programaciones de la casa, la potenciación del patrimonio artístico y la edición de materiales y sesiones formativas.