Utilizamos cookies para poder estudiar y mejorar la experiencia de usuario de los visitantes de la web. Si continuas navegando por la web entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

El Cor de Noies de l'Orfeó Català, a la final del concurso Let the Peoples Sing

La final del concurso Let the Peoples Sing, este domingo, 13 de octubre de 2019 (18.30 h), se podrá seguir en directo por TV3 i por Catalunya Música

Catalunya Música organiza con la colaboración del Palau de la Música Catalana este concurso internacional de coros de la UER.

El Cor de Noies del Orfeó Català es uno de los nueve coros finalistas del certamen Let the Peoples Sing (LTPS), el concurso de coros amateurs organizado por la Unión Europea de Radiodifusión (UER) que se celebra por primera vez en la historia a España y el Palau de la Música Catalana es el escenario que lo acoge. Este sábado, 12 de octubre, tiene lugar el concierto de gala, con la participación de los coros finalistas, el coro Veus-Cor Infantil Amics de la Unió de Granollers (ganador del certamen hace seis años) y el Orfeó Català en calidad de anfitrión. El domingo, 13 de octubre, tendrá lugar en la Sala de Conciertos del Palau la final del concurso.

El Cor de Noies del Orfeó Català, presentado por Cataluya Música para competir en el concurso en la categoría de coros infantiles y jóvenes, fue uno de los coros seleccionados para pasar a la final del certamen. Además de los premios individuales de cada categoría (coros infantiles y jóvenes, coros de adultos, categoría abierta), los coros competirán por llevarse la Silver Rose Bowl, el premio absoluto del certamen, que coronará al ganador como mejor formación coral amateur de Europa. Las semifinales del certamen se hicieron los días 10 y 11 de diciembre de 2018 en la sede de la Radiotelevisión Suiza de Lausana y se presentaron 17 coros de 13 países.

Hemos hablado con Buia Reixach i Feixes, directora del Cor de Noies del Orfeó Català, que nos cuenta cómo se ha preparado el Cor para este reto internacional.

-¿Qué significa para el Cor de Noies del Orfeó Català participar en un concurso de estas características?

-Para el Cor de Noies es un reto artístico muy importante. Aunque para nosotros no es nada habitual el formato "concurso", ha sido una actividad motivadora que nos ha permitido trabajar muy a fondo en algunos aspectos. Concretamente, y a modo de ejemplo, el concurso exige, tanto en la semifinal como en la final, la presentación de repertorio a cappella, y éste era un aspecto que con el Cor de Noies habíamos trabajado muy poco. Estamos tan bien acostumbradas cantando con piano –maravillosamente tocado por Josep Surinyac–, que cuesta a veces ser valiente y sacarte la "muleta" que siempre te ayuda. Y ha sido una buena excusa para ponerse las pilas en este tema, además de muchos otros.

-Artísticament como coro y personalmente como grupo humano, ¿las chicas están motivadas?

-Sí, las chicas están motivadas. Es una sensación diferente pensar en que concursan. Algunas lo viven como un concurso, una competición; otras como una oportunidad de vivir una experiencia diferente, independientemente de que sea un concurso. Pero todas confluyen en la idea de que quieren ir a hacer el mejor papel posible, mostrar el Cor que es en el momento actual y procurar disfrutar y hacer disfrutar.

-Como se planteó o gestar esta participación?

-En el momento en que el Palau de la Música Catalana es el marco donde se celebrará el LTPS, se considera adecuado que alguno de los coros del Palau también participe como coro concursante. Me hicieron, pues, la propuesta, que valoré muy detenidamente con mi equipo y también con la Dirección Artística del Palau. Nos pareció un reto fantástico para el Cor, una oportunidad magnífica para trabajar y nos pusimos en ello. Había que superar la semifinal –un grabación que entregamos hace casi un año– y la pasamos. Ilusión máxima! Y ahora estamos a las puertas de esta final.


Para Buia Reixach i Feixes preparar el concurso “ha sido una actividad motivadora que nos ha permitido trabajar muy a fondo en algunos aspectos.”

“Nos pareció un reto fantástico para el Cor, una oportunidad magnífica para trabajar y nos pusimos en ello.”


-Con qué repertorio concursarán?

-Presentamos tres piezas. La primera, Miserere de Eva Ugalde. Una pieza religiosa preciosa que la compositora vasca compuso con motivo de los atentados del 11-S, dedicada a las víctimas de las guerras. Un clamor triste, que quiere pedir perdón por lo mal que estamos gestionando nuestra convivencia en el planeta. En segundo lugar, Cançó de bressol, una pieza tradicional de Reus con arreglos de Xavier Pastrana. Es una canción muy, muy bonita (y muy difícil!), en la que el oyente entra (o pretendemos que entre) en un estado de paz interior, de reposo. La última pieza, Pange lingua de György Orbán, es una pieza más de lucimiento; pieza de contrastes, pieza rítmica, de tempo más rápido que las dos anteriores.

-¿Puede hablarnos un poco más de Pange lingua?

-Elejí esta obra por su brillo. Habíamos cantado la Misa núm. 6 de este compositor y nos lo habíamos pasado muy bien. Cuando descubrí, años más tarde, su Pange lingua, me generaba una duda muy grande: ¿cómo puedo hacer que chicas de 16 a 25 años, algunas creyentes y otras no, puedan hacerse suyo un texto de "entrada" tan espeso como este himno eucarístico? Después de un encuentro con el mosén de Torelló, Joan Torra –gran amigo mío–, me vi capaz de plantear esta obra a las chicas. Musicalmente era un reto, pero también por el texto. Sentía que era imprescindible entender no sólo de qué estábamos hablando –las traducciones ya las encuentras en la Viquipèdia–, sino también con qué intención lo decíamos, por qué lo decíamos, de donde venía el texto y por qué dice lo que dice y cómo lo dice. Pange lingua es un clamor del pueblo que se levanta, canta, se mueve, camina y deviene activo en su fe, dejando de ser pasivo y limitándose a adorar y escuchar. Y aquí es donde hemos podido agarrarnos! Gente joven que se pone en pie, que hace sentir su voz! Me sentía muy en falso si cogía esta obra y la interpretábamos sólo haciendo lucir las notas, los ritmos y los efectos. Necesitaba ir al tuétano, y ha sido una experiencia brutal.

-¿La actuación contará con elementos "extracorales"?

-Elementos "extracorales"... mmmmm, no haremos spoilers! (que ya los he hecho de las obras!). Sólo puedo decir que Dani Coma, con quien hemos trabajado ya algunas veces en los conciertos de San Esteban y con quien tenemos una complicidad muy grande, nos ha echado una mano en la puesta en escena. Se trata de hacer posible que las voces de las chicas –muy bien trabajadas, por cierto, por nuestros profesores de canto: Oriol Rosés y Ulrike Haller– puedan desplegar al máximo sus alas y emerjan de cada poro de su cuerpo.

-¿El Cor de Noies del Orfeó Català es un coro acostumbrado a los concursos? En cuantos habéis participado y cuantos premios habéis obtenido?

-Participamos, hace años, en el Concurso de Tours, sin ningún premio, pero que nos permitió tener pistas de cómo podíamos enfocar el trabajo y nos dio la grandísima oportunidad de oir coros de todo el mundo que lo hacían muy bien. Anteriormente el Cor de Noies había participado, con Lluís Vilamajó al frente, en el Festival de Cantonigròs, con un segundo premio. Era también un muy buen momento del Cor de Noies y tuvo su reconocimiento.

-Tanto si gana como si no ..., ¿crees que esta participación en el concurso marcará un antes y un después del Cor o será un continuar? 

-Procuramos que cada una de las actividades que el Cor de Noies realiza habitualmente aporte algo a todas y cada una de las chicas, a nivel musical, a nivel vocal y sobre todo a nivel humano. Después de todo, si ellas deciden formar parte de un coro (e invierten tantísimas horas) es porque buscan una actividad que les permita aprender a nivel técnico, pero también que las haga disfrutar. Es importante que sepamos encontrar en cada concierto y actuación, y en todos los ensayos, algo que nos llena la mochila de experiencias que nos ayuden a ser un poco más felices. En el caso del concurso –y pase lo que pase–, deseamos que también sea así. El después –también pase lo que pase– será continuar trabajando, disfrutando y compartiendo música con el público que nos viene a escuchar y también, no lo olvidemos, con los coros con quien tenemos el gozo y la oportunidad de hacer cosas, empezando por los coros del Palau –Concierto de San Esteban, Concierto de Fin de Curso ...– y los coros que vamos encontrando por el camino.

Deseamos mucha suerte al Cor de Noies del Orfeó Català y esperamos que eleven la Silver Rose Bowl!

fotografia del Cor de Noies del Orfeó Català: © Ricardo Ríos Visual Art

fotografia de Buia Reixach i Feixes: © Josep Molina