COVID-19. Protocolo de seguridad y medidas preventivas. MÁS INFO

Utilizamos cookies para poder estudiar y mejorar la experiencia de usuario de los visitantes de la web. Si continuas navegando por la web entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cuatro preguntas a... Quartet Gerhard

El Cuarteto Gerhard, considerado uno de los cuartetos con más proyección a nivel europeo, celebrará el décimo aniversario con un concierto en el Palau de la Música Catalana el próximo miércoles 5 de agosto, dentro del ciclo Estiu al Palau. Formado por Lluís Castán y Judit Bardolet (violines), Miquel Jordà (viola) y Jesús Miralles (violonchelo), la formación interpretará obras de Robert Gerhard y Franz Schubert. El Cuarteto Gerhard ganó el Premio El Primer Palau del año 2012.

Os reproducimos unos fragmentos de la entrevista al Cuarteto Gerhard publicada en la página web de la Revista Musical Catalana, que firma Miquel Gené, y que podeis leer entera en este enlace.


"Un solo cuerpo, una sola mente, un solo organismo"

-Ahora que haceis diez años, ¿sentís que se cierra un ciclo?

-Lluís Castán: Sentimos que es el momento de lanzarnos. Cuando empiezas, el solo hecho de querer hacer cuarteto significa reflejarse en otras formaciones. Pero llega un momento que empiezan a surgir contradicciones entre tu lenguaje y estas otras perspectivas.

-Miquel Jordà: En estos diez años hemos hecho músculo. El cuarteto es un proceso de largo recorrido, necesita tiempo de dudas y de certezas, y por debajo está la voluntad de los cuatro de hacer música. Tienes que tocar mucho, en todas partes, muchos repertorios, decir que sí a todo. Tenemos cuatro visiones muy abiertas de qué queremos hacer y una manera muy clara de ponerlas en común acuerdo. Esta es nuestra fuerza.

-Parte de la fortaleza de un cuarteto consiste, precisamente, a aprender a ponerse de acuerdo.

-Judit Bardolet: Para nosotros las relaciones humanas siempre han sido fundamentales. Nuestra relación ha influido mucho en la construcción del grupo. Todos hemos crecido personalmente y musicalmente dentro del grupo y son procesos que no podemos desligar el uno del otro.

-Miquel Jordà: Es una actitud de vida. Hay gente que quiere "pam, pam" y ya está, pero nosotros tenemos este estado de flow que es lo que necesitamos para hacer música. Tenemos que estar suficientemente abiertos, receptivos y escuchando, y al mismo tiempo tener convicciones muy fuertes. Son estas contradicciones las que hacen que el cuarteto sea posible.


Miquel Jordà: “El fin último es que seamos un solo cuerpo, una sola mente, un solo organismo. Respirar como uno, este es el ideal.”


-Un equilibrio difícil de encontrar.
-Jesús Miralles: Sí, y en este sentido nuestras interpretaciones son muy abiertas y en cada concierto pasan cosas que no han pasado antes en un ensayo. Estamos haciendo cosas diferentes en ese momento y todo el mundo está abierto y escuchando para que esto pueda pasar. Es muy interesante, ya que en cada concierto y en cada ensayo estamos con todos los sentidos abiertos, sintiendo esta corriente de energía que fluye entre los cuatro.
-¿Cuáles han sido vuestros referentes?
-Lluís Castán: Durante mucho tiempo lo ha sido el Cuarteto Hagen. También tenemos muchos referentes fuera del mundo de la cámara y de la música clásica. En la música clásica siempre existe el peligro de quedar encorsetados. Así que nos gusta mirar fuera, recoger la espontaneidad de otros ámbitos e incorporarla a lo que hacemos nosotros.
-Miquel Jordà: Los cuartetos de principios de siglo son una gran inspiración para nosotros. Cuando los escuchas -el Kolisch, el Galimir, el LaSalle-, ves que cada uno tiene una personalidad muy definida. Nosotros buscamos esto, una personalidad, una identidad propia desde la que poder expresar todo lo que sentimos.