Utilizamos cookies para poder estudiar y mejorar la experiencia de usuario de los visitantes de la web. Si continuas navegando por la web entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Antoni Llena presenta "Señales de humo desde un subsuelo", una exposición temporal en el Palau de la Música Catalana

Exposició Antoni Llena1 (c)Eva Guillamet

Llena, artista plástico invitado del Palau, dirige también un taller artístico dirigido a familias

El artista plástico, escultor y grabador Antoni Llena (Barcelona, ​​1942) y artista plástico invitado de la temporada 2018-19 del Palau de la Música Catalana, ha inaugurado hoy la exposición titulada "Señales de humo desde un subsuelo". Una muestra que se podrá ver hasta el 19 de marzo en el Palau de la Música Catalana.

Una parte de los dibujos se puede visitar en uno de los balcones del Foyer del Palau de la Música Catalana de manera gratuita (de 10 a 23 h). El resto de la exposición, que presenta más de un centenar de dibujos inéditos de Llena correspondientes a dos series de la colección SOS: señales de humo desde un subsuelo y también una escultura de la Sèrie Velletque videre (2000), está situada en la Sala Lluís Millet y se puede visitar gratuitamente con la entrada del concierto o de la visita guiada.

Las creaciones de Antoni Llena son auténticas arquitecturas de papel de equilibrios imposibles, que nos remiten a un trabajo con materiales primarios y sencillos, pero que contienen una dimensión espiritual irrenunciable. Sus propuestas tienen una intensidad y una capacidad emotiva que resultan cercanas.

Taller El Palau con un trazo, con Antoni Llena
Además, Antoni Llena dirigirá un taller creativo dirigido a familias (24 de febrero, 10 y 12.30 h), que se enmarca entre las actividades del ciclo Conciertos Familiares en el Palau. Una propuesta en la que adultos y niños, acompañados por el artista, pasearán por el Palau para conocer de cerca las texturas del edificio (cerámica, vidrio, madera o hierro). La actividad culminará con todos los participantes dibujando en el mismo escenario de la Sala de Conciertos su propia impresión del Palau.

Se trata de un taller que empuja a imaginar un nuevo Palau, con una nueva mirada en la que todo vale: un trazo, un grattage, un croquis, un calco, una forma, un retrato o un magma de colores.