COVID-19. Protocolo de seguridad y medidas preventivas. MÁS INFO

Alba G. Corral, artista visual invitada

Alba G. Corral (Madrid, 1977) confiesa que tardó mucho tiempo en considerarse artista. La precariedad demasiado asociada a las artes digitales y el hecho añadido de ser mujer, la hacían dos veces rebelde. Después de quince años instalada en Barcelona y de ser considerada un referente internacional en su disciplina, esta condición ya no la discute nadie. Por la envergadura de su trabajo y para un posicionamiento casi político de su condición de creadora.

El Palau invita una programadora de código, de software generativo, una activista del arte que conoce el pulso del underground experimental barcelonés de la última década. Desde salas ya extinguidas como el Zentraus Club de la Rambla del Raval, espacios de vanguardia como el Hangar o centros de creación multimedia como el Nido del Poblenou. Este es el ecosistema de una artista que ya ha pasado por festivales imprescindibles, como Sónar, eufónico, L.E.V. o Mutek. Una poética visual que se ha podido ver en diferentes continentes con formatos que van de la instalación al full dome

Pero... ¿qué hace Alba G. Corral? Pintar paisajes digitales que dialogan con la música que acompaña. Exhibiciones visuales a gran escala creadas a partir de la programación de un código algorítmico -comportamientos preestablerts- que la visualista conduce en directo. Un imaginario de una riqueza cromática abrumadora y bocetos que se ramifican creando figuras improbables. En definitiva, y cumpliendo la profecía de Kandinski: luz, forma, movimiento, color y espacio que son música visual.

Composición y programación. Organicidad natural y tecnificación urbana. Matemática y arte. Binomis que Alba G. Corral ha puesto al servicio, principalmente, de música electrónica y electroacústica, y que el Palau invita a imaginar con el lenguaje de la clásica, pero también a dialogar, jugar e improvisar como hizo por ejemplo en el exitoso proyecto innovador Bach & forward con Marco Mezquida y Juan de la Rubia que, a raíz de su exitosa recibida, volvemos a ofrecer esta temporada en la sala modernista.

La estética de Alba que no sólo empapa la imagen gráfica de la temporada, sino que se plantea el reto de multiplicar la gran razón de ser de nuestra sala: ofrecer experiencias en vivo que se graben en la memoria.


Conciertos con proyecciones visuales de Alba G. Corral