Utilizamos cookies para poder estudiar y mejorar la experiencia de usuario de los visitantes de la web. Si continuas navegando por la web entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

La Asociación Orfeó Català y la Fundación OC-PMC lamentan la muerte de Lluís Millet i Loras

Anoche nos dejó Lluís Millet i Loras, hijo de Lluís Maria Millet i Millet y nieto de Lluís Millet, fundador del Orfeó Català e impulsor de una obra musical, social y capital para la historia de Cataluña. La Asociación Orfeó Català y la Fundación Orfeó Català-Palau de la Música Catalana lamentan profundamente su pérdida y piden un recuerdo por su alma.

Lluís Millet i Loras dedicó su vida personal y profesional al Orfeó Català y al Palau de la Música Catalana. Fue director del coro del Orfeó Català (1977-81) y también miembro de la Junta Directiva de la Asociación. Fue miembro fundador de la Revista Musical Catalana en su segunda etapa, a partir de 1984; también impulsó el ciclo El Primer Palau y trabajó como asesor musical de la Fundación Orfeó Català-Palau de la Música Catalana durante muchos años. También destacó por su profundo conocimiento de la realidad musical desde el punto de vista histórico y sociológico y escribió numerosos artículos y estudios sobre temática musical en diversas publicaciones especializadas, así como comentarios para programas de conciertos.

Sobre Lluís Millet i Loras (Barcelona, ​​15 de mayo de 1939 - 7 de marzo de 2019)
Músico y musicógrafo catalán

Como buen descendiente de familia musical, Lluís Millet i Loras nació con el gusano de la música en la sangre y, rodeado de un entorno privilegiado como era la efervescencia del mundo coral a través del Orfeó Català, cultivó una formación musical erudita, primero, como alumno de Joan Massià y Cristòfor Taltabull, más tarde estudiando dirección orquestal y coral en el Conservatorio de Munich y en el Mozarteum de Salzburgo.

De regreso a Barcelona, ​​fundó la Orquesta de Cámara Lluís Millet, el 1 de febrero de 1958, y dirigió varias agrupaciones sinfónicas y numerosos conjuntos de cámara, como la Orquesta Sinfónica del Gran Teatro del Liceo o la Orquesta Ciudad de Barcelona, ​​con la que dio la primera audición en España de de Natura Sonoris de Krzysztof Penderecki. Desde 1973 intensificó la dedicación a la dirección coral y destacó como director del Orfeó Català durante el período 1977-81. Con el Orfeó Català dirigió las obras más representativas del repertorio tradicional catalán y también importantes creaciones de la polifonía clásica como el Magnificat de Schütz o las Cantatas y Motetes de J. S. Bach.

Tuvo un papel destacado en la recuperación de la Revista Musical Catalana, de la que fue miembro fundador en su segunda etapa a partir de 1984, junto con Pere Artís y Jaume Comellas, y fue el director musical hasta 2011. impulsor del ciclo El Primer Palau 1996, y miembro de la Junta Directiva del Orfeó Català, en los últimos años fue asesor musical de la Fundación Orfeó Català-Palau de la Música Catalana.

Persona afable y con un gran sentido del humor, con Lluís Millet i Loras acaba una estirpe esplendorosa de músicos iniciada con su abuelo, Lluís Millet, y continuada por su padre, Lluís Maria Millet i Millet, protagonistas y artífices de uno de los capítulos más gloriosos de la historia musical catalana.