Utilizamos cookies para poder estudiar y mejorar la experiencia de usuario de los visitantes de la web. Si continuas navegando por la web entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Josep Pons dirige La consagración de la primavera de Stravinsky en el Palau de la Música Catalana con la Orquestra Simfònica del Liceu

PONS, Josep (c) Igor Cortadellas

El próximo martes, 19 de marzo (20 h, Sala de Conciertos), ciclo Palau 100, la Orquestra Simfònica del Gran Teatre del Liceu, bajo la batuta de su director, Josep Pons, vuelve al Palau de la Música Catalana. En esta ocasión la formación contará con la soprano rumana Anita Hartig, una de las estrellas operísticas más solicitadas actualmente.

Abrirá el concierto Imatges d’un món efímer de Josep Maria Guix, compositor invitado de esta temporada al Palau de la Música Catalana. Una obra con referencias a la música moderna japonesa y sus figuras más emblemáticas. Después de la pieza del compositor catalán, se interpretará Shéhérazade del francés Maurice Ravel, sobre tres poemas de Tristan Klingsor para canto y orquesta: “Asia”, “La flauta encantada” y “El indiferente”. Ocupará la segunda parte del programa la obra que marcó el inicio de la música moderna: La consagración de la primavera de Igor Stravinski. Estrenada el 1913 en París, con el mítico bailarín ruso Vàtslav Nijinski y dirección de Pierre Monteux, provocó uno de los escándalos más sonados en un estreno en la historia de la música, por la rotura de los esquemas musicales que supuso.

Josep Pons, al frente de la Orquestra Simfònica del Gran Teatre del Liceu, dirigió hace tres años en el Palau de la Música Catalana el estreno absoluto de Fiat Lux de Joan Guinjoan, un poema sinfónico de un solo movimiento dedicado a Josep Pons. El director de Puig-reig, considerado uno de los más relevantes de su generación, desde el 2012 es el director musical del Gran Teatre del Liceu y también director honorario de la Orquesta y Coro Nacionales de España. Ha sido director titular y artístico de la Orquesta Ciudad de Granada y fue fundador de la Orquestra de Cambra Teatre Lliure de Barcelona y de la Jove Orquestra Nacional de Catalunya. Así mismo, fue director musical de las ceremonias olímpicas de Barcelona 92. El año 1999 fue distinguido con el Premio Nacional de la Música que otorga el Ministerio de Cultura y es académico de la Reial Acadèmia Catalana de Belles Arts.

La Orquestra Simfònica del Gran Teatre del Liceu es la orquesta más antigua del Estado. Con sus casi 170 años de historia ha sido dirigida por las más grandes batutas, de Arturo Toscanini a Erich Kleiber, de Otto Klemperer a Hans Knappertsbusch, de Bruno Walter a Fritz Reiner, Richard Strauss, Alexander Glazunov, Ottorino Respighi, Pietro Mascagni, Igor Stravinski, Manuel de Falla o Eduard Toldrà, hasta llegar a nuestros días, con Riccardo Mute o Kirill Petrenko. Ha sido la protagonista de los estrenos del gran repertorio operístico en la península Ibérica y ha dedicado especial atención a la creación lírica catalana.

Anita Hartig, aclamada por la crítica internacional, ha ganado varios concursos vocales nacionales e internacionales y ha actuado en algunas de las salas de ópera más importantes del mundo, como la Bayerische Staatsoper, Kanagawa Kenmin Hall de Tokyo, Megaron de Atenas, Royal Opera House CoventGarden, La Monnaie de Bruselas, DeutscheOper de Berlín, Hamburgische Staatsoper, Teatro alla Scala de Milà, Opéra National de París, Gran Teatro del Liceo y Metropolitan de Nueva York, y con directores de renombre, como Ádám Fischer, Franz Welser-Möst, Bertrand de Billy, Daniele Rustioni, Carlo Rizzi, Dan Ettinger, Daniel Oren, Mark Elder, Marco Armiliato y Ivor Bolton. Formó parte del conjunto de la Wiener Staatsoper, donde debutó internacionalmente como Musetta en La bohème.

El martes, una hora antes del concierto, con acceso gratuito, el Petit Palau acogerá la conferencia Parlem de Música con el periodista Javier Pérez Senz, que hablará del concierto de Palau 100.