Utilizamos cookies para poder estudiar y mejorar la experiencia de usuario de los visitantes de la web. Si continuas navegando por la web entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cuatro preguntas a...Magdalena Kožená

KOZENÁ, Magdalena (c) David Port C.E.M.A

La mezzosoprano Magdalena Kožená es una de las cantantes más importantes de su generación y una de las voces más bellas de su cuerda de los últimos años. La cantante checa debutó en el Palau de la Música Catalana la temporada 2015-16 con un recital junto a La Cetra Barokorchester y fue considerada "una de las revelaciones líricas de la temporada barcelonesa". Ahora volverá al escenario modernista con un programa romántico y tardoromàntic con el lied como bandera y una acompañante de lujo en el piano, Mitsuko Uchida.

¿Cómo describiría el repertorio que ofrecerá y con cuál de los autores se identifica más y por qué?

Normalmente interpreto repertorio francés porque lo siento con una gran pasión, pero en esta ocasión he querido hacer algo diferente y interpretaré repertorio germánico, concretamente he escogido los Mörike Lieder de Hugo Wolf, porque pienso que constituyen una pieza extraordinaria. Para mi carrera también es una experiencia muy rica, porque hay muchos aspectos que hay que trabajar, tanto técnica como personalmente, ya que los textos son muy filosóficos y tienes que entender bien qué significan para poderlo comunicar. Y hace relativamente pocos años que empecé a explorar esta obra de Wolf. Lo mismo me pasa con Schumann y Gedichte der Königin María Stuart, con las cartas a la reina Isabel; son cinco canciones que se han de trabajar mucho, porque hablan de los sentimientos de ella en un momento en que sabe que va a morir.

Para la segunda parte he escogido Dvořák porque me siento embajadora de esta música. Puedo cantar con mi lengua materna, el checo, y eso me hace sentir muy afortunada e intento poner música checa a muchos de mis recitales.

En cuanto a la música de Schönberg, con las canciones de cabaret, a veces al público pueden sonar un poco extrañas y pensar que es música moderna. Fueron escritas cuando el compositor trabajaba en un bar y son canciones típicas de cabaret, muy melódicas y divertidas, pero con una armonía extraordinaria, y aunque pueden sonar como unas piezas muy modernas, son totalmente clásicas. Permiten mostrar un sentimiento más alegre que no el tono depresivo de la primera parte. La segunda parte es menos dramática.

¿Cantar lied es importante para la carrera de una soprano?

Pienso que actualmente los jóvenes cantantes no prestan atención a este género y se centran sólo a querer cantar ópera, porque la ópera es más glamorosa, cantes ante grandes audiencias, cobras más dinero y todo es más al por mayor. Pienso que concentrarse tanto en la ópera es un error, porque es muy importante saber hacer recitales de lied, miniòperes, y trabajar con textos poéticos que son fantásticos y que a menudo no tienes los textos de ópera. Por supuesto que los libretos de ópera son buenos, pero no son interpretaciones de poemas únicos como lo es el lied. Es importante para las voces jóvenes que aprendan a trabajar sin el acompañamiento de grandes orquestas. Muchas veces el lied hace más respeto porque no tienes escenografía, ni la ayuda del vestuario, sólo un piano y tu voz. El lied es puro. También actúas ante un público más reducido. Y el público también debe entender el lied, para que la audiencia busca ver grandes shows y hay que educar con otros repertorios y formatos. Desafortunadamente no hay grandes masas de gente que sigan recitales de lied, pero vuelvo a insistir en que es muy importante saber cantar sin director ni orquesta, sólo con acompañamiento de piano. A los recitales de lied debes ser puramente artística y dar lo mejor de ti.

¿Qué significa para usted tener de acompañante al piano Mitsuko Uchida?

Hace años que actuamos juntas y creo que es una de las mejores pianistas de hoy en día. Ella creció en Viena y tiene una relación muy directa con el lied alemán y conoce bien el repertorio. Esto hace que ella, aunque no cante, entienda perfectamente los textos porque habla alemán y es una lied lover. Es un placer, para mí, esta colaboración; hemos trabajado varias veces con otros programas.

¿Qué piensa del Palau de la Música Catalana? Y de Barcelona?

El Palau es precioso. Me gusta el país en general. Yo vivo en Alemania y sabe que los alemanes viven para trabajar; en cambio, vosotros trabajáis para vivir. Usted gente que aproveche la vida y disfrutéis... El público siempre me hace sentir en casa. Desde el escenario capto su entusiasmo y su simpatía. Es siempre maravilloso.