Naxo Farreras, Artista plástico invitado

La piedra y los minerales, y posteriormente la madera y el hierro, han sido los materiales sobre los que ha desarrollado su investigación creativa. Inicialmente en forma de pequeñas piezas (influencia del trabajo como orfebre) y más adelante como elementos en relación al entorno natural. Ésta es la semilla de su arte, que tiene como trasfondo una reflexión profunda sobre la escala humana en relación con el universo y cómo, a través de esta escala entendemos el universo. De hecho, el árbol que decora la fachada de la esquina de la ampliación del Palau incorpora los puntos representativos de las diez sefirot del Árbol de la Vida según la cábala hebrea.

Nacido en Barcelona (1951), se formó entre París, Milán y Barcelona, ​​donde desarrolló su técnica y discurso creativo hacia el ámbito de la escultura. Antes de iniciar la carrera artística trabajó con los arquitectos Milà y Correa, estudió diseño, trabajó en el taller de orfebrería Corberó y con el pintor Adami en Milán y París. Una trayectoria formativa que culminó en 1976, año en el que inicia su producción artística con la exposición “Formas mínimas” en la Galería Cadaqués, de Gerona. Desde entonces ha construido un importante catálogo artístico, con exposiciones en Girona, París, Mallorca, Valencia, Madrid y Barcelona, ​​con momentos culminantes como la realización del árbol esculpido en bajorrelieve (sobre ladrillo) que hay en la fachada de la ampliación del Palau de la Música Catalana, obra de Òscar Tusquets, entre los años 2002 y 2003, hace ahora veinte años.

Miró y Picasso son los primeros referentes de infancia, en la época en la que Naxo Farreras vivió en París, a causa del exilio político de su padre. El regreso a Barcelona y la integración a una realidad cultural y social distinta a la efervescencia parisina –en los años sesenta del siglo XX– hicieron germinar en él las primeras inquietudes artísticas, que tuvieron una primera manifestación en forma de joyas.
A partir de 2010 Farreras descubre el sonido y las vibraciones de los materiales de algunas de sus obras y el impacto que esto le produce, y llama Accords a una serie de piezas de hierro que al ser golpeadas emiten un sonido. Son las Puertas del sonido. Parafraseando al propio Naxo: “Escucho las esculturas e intento oír sus sonidos como la razón que les da forma”. Éste es el motivo germinal de la exposición que veremos en el Palau de la Música Catalana, unas esculturas “sonoras” presentadas en un edificio creado expresamente para que resuene la música. Y dando un paso adelante, la inspiración recíproca entre Naxo Farreras y Bernat Vivancos dará lugar a una nueva obra escultórica y una nueva obra musical que se estrenarán en julio del 2023 en un concierto en el que el Cosmos Quartet, formación residente del Palau, pondrá la interpretación musical.


Iluminación de El árbol de la vida de la fachada nueva del Palau

Mayo de 2022

Exposición “Escuchar las esculturas”

Del 27.10.22 al 23.12.22 – Sala Lluís Millet


Instalación escultórica con obra de encargo en Bernat Vivancos (estreno absoluto)